Content feed Comments Feed

24 XXX: acción, sexo y buena parodia

Kurt Lockwood da vida a Jack Bauer en esta fantástica parodia de la serie '24' que le ha dado a Axel Braun cuatro AVN Awards.

Second Chances: la comedia romántica del año

Tras ser humillada por su novio, que sólo buscaba entrar en una fraternidad, Madison descubrirá que siempre hay una segunda oportunidad para el amor... aunque no siempre se busque en el sitio adecuado.

Wetwork: el asesino se convierte en la presa

Steven St. Croix protagoniza una historia de asesinos a sueldo, mentiras y tramas ocultas. Una de las mejores películas del año.

The Sexual Liberation of Anna Lee

Un adicto al sexo y una chica totalmente reprimida sexualmente se conocen durante una terapia poco ortodoxa para superar sus problemas.

Traci Lords: Filmografía de la actriz prohibida

Un repaso exhaustivo a la filmografía de una de las más grandes actrices porno de todos los tiempos: Traci Lords.

Próximamente...

VORACIOUS. SEASON 2: John Stagliano vuelve con su historia de vampiros en la ciudad

RIDE OR DIE: Mia Malkova y carreras ilegales de coches

KILLERS: El regreso de Jack the Zipper

BUBBLE GUM GIRLS: Sexo y artes marciales

White Witch: magia blanca para cine negro

Scott Allen se confirma como director revelación en esta cinta sobre un detective que cae en una espiral de magia, locura y desesperación para resolver su caso.

Holly... would: escorts y policías infiltradas

Asa Akira interpreta a un escort de lujo de Hollywood cuya plácida vida se verá amenazada por una operación antivicio.

Aftermath: amor, sexo y familias ocultas

Tras cumplir los 18 años, Danny descubre que su fallecido padre tenía otra mujer en la otra punta del país. Su viaje para encontarla y saber más de ella y de su padre desembocará en una tórrida y prohibida historia de amor.

Hollywood Babylon: fama, mentiras y sexo

Sovereign Syre descubrirá que el camino al éxito en Hollywood pasa irremediablemente por las manos de la gente más pervertida del lugar.

Los siete pecados capitales de James Deen

James Deen ha creado una magnífica septualogía sobre los pecados capitales. Una particular visión del pecado a través del sexo en siete historias impactantes.
CahayaBiru.com


La pasada noche del sábado Las Vegas vivió su cita anual con los AVN Awards, trigesimocuarta edición en la que Adriana Chechik fue coronada como reina del porno americano, llevándose a casa el premio a la performer del año, además del de mejor escena oral, por 'Adriana Chechik: The Ultimate Slut', y el de escena de sexo más extravagante (most outrageous sex scene) por 'Holly Hendrix’s Anal Experience'.


Y es justo la protagonista de este último vídeo otra de las triunfadoras de la noche. Holly Hendrix se llevó el premio a la mejor novata del año, ganado a pulso con un ritmo frenético de sexo duro. Y, por su parte, la polaca Misha Cross se llevó el premio a la mejor performer extranjera, confirmándose como superestrella tras habérselo llevado también en los AVN de 2016 y los XBiz de 2015 (y dejando sin el premio a las tres nominadas españolas, Amarna Miller, Nekane Sweet y Alexa Tomas).


En cuanto al resto de premios individuales, Mick Blue se llevó su tercer AVN consecutivo como performer del año, Ricky Johnson el de mejor novato, Kendra Lust fue coronada como MILF del año, el británico Danny D. se hizo con el de mejor performer extranjero, Jenna Sativa la mejor performer lésbica, Aubrey Kate fue la ganadora del premio a la mejor performer transexual y Riley Reid fue nombrada performer favorita del público.

En el apartado estrictamente cinematográfico, fue la parodia de Axel Braun 'Suicide Squad' la que acumuló más premios (9), llevándose los galardones de mejor parodia, actriz (Kleio Valentien), actuación sin sexo (Nyomi Banxxx), escena b/b/g (el trío entre Kleio, Tommy Pistol y Charles Dera), dirección de arte, maquillaje, director y guión de parodia y película del año. Personalmente, creo que no merecía este premio, ya que su película no acaba de funcionar más que como cosplay sexual.


El premio a la mejor película de comedia fue para 'Cindy Queen of Hell', que también se llevó el premio a la mejor actriz secundaria para Joanna Angel. Y el de mejor drama fue para 'The Preacher's Daughter', que arrancó dos premios más: mejor actor (Xander Corvus) y actor secundario (Brad Armstrong). De nuevo, un premio inmerecido según mi opinión. Así como los actores lo hacen bien, la película no deja de ser un telefilme de media tarde que no pasará a la historia.


Y aunque se quedó sin el premio a la mejor película (por ser incluida entre gonzos y all-sex en la categoría de mejor película BDSM), también triunfó 'The Submission of Emma Marx: Exposed', la tercera parte de la trilogía de Jacky St. James, merecidamente premiada con los AVN a la dirección, guión, fotografía, montaje y banda sonora. Sí, como lo leéis. La película con el mejor guión, la mejor dirección, el mejor montaje, fotografía y banda sonora no se ha llevado el premio a la mejor película. Hablad vosotros con el jurado.

En este enlace podéis consultar el resto de premiados de la noche y en este otro tenéis un hilo de la cuenta de twitter de Porno Gafapasta con los premiados comentados y las mejores fotos de los ganadores con sus premios y de la alfombra roja. Os dejo algunas a continuación.



Toda gran historia merece un desenlace a la altura. Emma Marx conoció la sumisión en 2013 en una película que confirmaba a Jacky St. James como la gran directora y guionista que es y nos hizo entender en 2015, en su segunda (y fantástica) entrega, que la vida no consiste en permanecer en nuestra zona de confort, sino en ser libres, en rebasar nuestros propios límites. Todo ello ha servido para llegar a un tercer acto impactante y definitivo, la última pieza del puzzle de la sumisión de Emma Marx, en la que la protagonista se enfrenta al mayor reto de su vida y con la que Jacky St. James completa una trilogía que sólo puede ser calificada como obra maestra.


Y lo es por la profundidad (y los diferentes niveles de lectura) de su historia, por un desarrollo impecable del personaje protagonista, por el mensaje que transmite con claridad, porque gusta aunque no te vaya el BDSM, por un gran trabajo de interpretación de sus protagonistas (Penny Pax y Richie Calhoun) y por un guión lleno de detalles y una dirección y fotografía impecables. Y por lograr lo que hizo grande al cine X clásico: que el sexo sea el motor de la historia, que siempre esté presente sin lastrar la narración, que nunca se vea forzado... que estemos viendo Cine Porno, con merecidas C y P mayúsculas.


Poco se puede contar de la trama de esta tercera entrega sin caer en el spoiler; pero St. James profundiza en una relación de sumisión sólida y madura e indaga más en el personaje masculino, el señor Frederick (Richie Calhoun), en sus miedos y en su propios límites autoimpuestos que no se permite romper y en cómo será la alumna la que se convierta en maestra. Emma (Penny Pax) crecerá para completar su viaje y verlo truncado irremediablemente, para encontrarse desorientada y enfrentarse a un fatal desafío y descubrir quién es realmente, en quién se ha convertido.


Con el sexo, St. James sigue el mismo patrón que en la dos entregas anteriores, utilizando la relación de la hermana de la protagonista (Riley Reid) para mostrar el contraste de los dos modos de vida y salpicando la narración de momentos intensamente eróticos más allá de las escenas sexuales. Y si en la segunda parte los protagonistas incluyeron a otro hombre en la relación, esta vez lo hará con una segunda mujer, Aidra Fox, en una excitante escena donde será Richie Calhoun el que acate órdenes.


Antes de eso, podremos ver otra escena entre los dos protagonistas con plug anal para Penny y un caliente número entre Calhoun y la sensual Samantha Hayes mientra Sara Luvv observa sumisa en el sofá. Y nos brindará otro escenario que aún no habíamos podido ver, a Emma Marx con otro hombre en la cama (y bajo su látigo), un Ryan Driller muy metido en su papel.


Esta película fue totalmente (e injustamente) ignorada en la pasada entrega de los XBiz Awards y ha sido marginada en los AVN, cayendo en la categoría de mejor película BDSM. Habrá que esperar hasta este sábado por la noche para ver si consigue arrancar algún otro galardón a Wicked Pictures, que parece abonada a los premios lo merezca o no.


Siempre intento estar atento a los estrenos de Burning Angel, ya que cuando se vuelcan en un proyecto argumental sabes que vas a topar con un producto que, aunque tenga poco presupuesto, está hecho con muchas ganas, sentido del humor, buen rollo alternativo, buenos referentes y sexo potente. Y esta serie en cinco episodios, aún con sus defectos, tiene todo eso que esperas de las producciones de Joanna Angel.


Mezclando ese tono 'campy' que caracteriza a sus comedias con otros momentos más oscuros, Joanna y Xander Corvus (que debuta aquí en la dirección y escritura) nos cuentan la historia de la veinteañera Cindy (Leigh Raven), que descubre que esas desgracias que pasan a veces a su alrededor no son casualidad, sino que resulta que ella es hija de Lucifer (Corvus), que encarnado en una estrella del rock se folló a su madre (Angel), una groupie bastante guarrilla, tras un concierto.


Así, disfrutamos en un flashback del concierto, muy bien rodado y con una buena actuación de Corvus y Small Hands interpretando la canción original 'Wake up in Hell', y presenciamos cómo engendran a Cindy en una de las mejores escenas de la serie, con Joanna Angel disfrutando de Corvus y Small Hands y llevándose su habitual doble penetración y un creampie de Corvus.


Sin embargo, la escena más potente de la serie llega en el segundo episodio tras un rito satánico en el que Lily Lain acaba follando con Gage Sin, Owen Gray y Tommy Pistol. Una escena enérgica, húmeda y muy caliente que no deja un segundo de respiro y en la que Lain arrasa con sus tres compañeros y acaba cabalgando en una doble penetración vaginal que se completa con otra anal al mismo tiempo. Fantástico.


El pabellón queda muy alto y el resto de las escenas, aunque funcionan, no son tan potentes. Tenemos a Sarah Jessie follando con Small Hands en el infierno y abriendo una trama que no va a ningún lado; a Raven, Anna Belle Peaks y Nikki Hearts sometiendo a Chad Alva en la primera incursión de Cindy en el infierno (ya que su padre quiere cederle el relevo), y a Corvus y Angel disfrutando del retiro en el infierno junto a Ophelia Rain, que recibe una doble penetración gracias al strapon de Joanna.


Al final, la serie sabe a poco ya que apenas hay conflicto, hay bastante relleno y queda abierta la trama que inician Small Hands y Sarah Jessie en el tercer capítulo. Pero lo cierto es que resulta un buen entretenimiento y un buen vehículo para cinco escenas sexuales, un infierno con un croma justito y una novata, Leigh Raven, que puede llegar lejos si juega bien sus cartas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compártelo / Share it via Addthis

Lo más leído en el último mes

Entradas más leídas del blog

Seguidores

Porno Gafapasta tiene entradas y comentarios que dan vida al blog!!!

Blogs

Compártelo / Share it via Addthis

Hazme una pregunta ----> ask.fm/PornoGafapasta

CINE X SIGLO XXI

CINE X AÑOS '90

CINE X AÑOS '80

CINE X AÑOS '70

Translation

traductor para el blog blogger web
Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons y Todos los textos de este blog se encuentran bajo licencia Creative Commons. Haced clic en la imagen para ver condiciones

Lo más leído esta semana en Porno Gafapasta

Follow by Email

E-mail

E-mail
Sí, es correcto, con el guión bajo en medio; hotmail no me deja hacerlo de otra forma, xD

Archivo del blog

Etiquetas

Contador de Visitas

Free counter and web stats Site Meter

wibiya widget